Preguntas para una vida feliz

Si por algo se caracteriza la depresión, es por un sentimiento de tristeza intenso y una inmensa desgana para realizar cualquier actividad, aunque en un pasado resultase agradable. A este estado le pueden acompañar otros problemas como dificultades para dormir, falta de apetito, falta de energía, pensamiento lento, sensación de “embotamiento mental” , entre otros.

Es normal, que en esta situación, nuestra atención y nuestra memoria se focalicen en aspectos negativos y recuerdos tristes, y no seamos capaces de ver más allá. Ésto nos hace caer en una espiral de “bajón” emocional y sentimientos de culpabilidad que, en el mejor de los casos, nos mantienen es ese estado, o bien, nos hunden más.

No obstante, si nos paramos a pensarlo, ¿no ha habido ningún momento del día en el que nos encontrásemos mejor? o al menos, ¿menos mal que en otros momentos?… ¿qué nos ha motivado para levantarnos de la cama esta mañana? ¿durante TODO el día, TODO ha sido negativo? Para incitar a la reflexión y conseguir responder a estas preguntas, Luc Isebaert ideó en 2005 la sencilla tarea de “Las tres preguntas para una vida feliz”.

Consiste en que, antes de acostarnos, nos planteemos tres preguntas:

  1. ¿Qué pequeña cosa he hecho hoy de la que me siento satisfecho?
  2. ¿Qué pequeña cosa ha hecho hoy alguien conmigo o por mí, de la que estoy satisfecho o agradecido? ¿Y qué podría hacer para que sea más probable que se repita?
  3.  ¿Qué otra pequeña cosa he hecho hoy de la que estoy satisfecho?

Es importante entender “satisfacción” no como algo que nos haya provocado una inmensa felicidad. Consiste en buscar algo de ese día que nos haya hecho sentir bien, ni nos haya hecho sentir mal, ni nos haya dejado igual, simplemente bien (alguien te sonríe por la calle, la puerta del tren para justo delante de ti, te han hecho un cumplido, etc.). O bien algo que en sí mismo no es agradable, pero que debíamos hacer y que hemos cumplido con ello (organizar el armario, limpiar el coche, etc.).

Si te cuesta encontrar algo así, piensa en algo de lo que podrías estar satisfecho/a.

¿Te animas a ponerlo en práctica?

¡Ánimo y a “darle al coco”!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s